Pequeños Guerreros es el proyecto social de MOYUPI, que surge con la finalidad dar la oportunidad a niños hospitalizados de dibujar un personaje indestructible para ellos (un valiente guerrero, un superhéroe, una hada con poderes mágicos…) y convertirlo en un muñeco real.

Estos nuevos personajes acompañan y luchan junto a los niños en su proceso de hospitalización, dándoles fuerzas y haciendo más llevadera su enfermedad.

En la fabricación de estos moyupis colaboran de forma desinteresada asociaciones, entidades y empresas de las diferentes ciudades en las que se va a llevar a cabo el proyecto.